Casi la mitad de los retailers pasará al Comercio Unificado en 2020

Se acaba de publicar: a finales del 2019, encargamos a Forrester la realización de un estudio internacional sobre el Comercio Unificado centrado en dos tipos de público: por una parte, los retailers (más de 160 responsables con poder de decisión) y, por otra, los consumidores (1500 encuestados). Mediante la comparación de las dos perspectivas, ahora podemos medir eficazmente las expectativas de los compradores y el nivel de madurez de los profesionales, así como gestionar mejor las prioridades.

Entre los datos que ha revelado el estudio diseñado a medida, cabe destacar que el 43% de retailers se ha propuesto implementar una solución de Comercio Unificado a lo largo de 2020. Este porcentaje elevado demuestra que los distribuidores son conscientes de que un proceso de compra fluido es imprescindible hoy en día.

Con respecto a cómo orientarán la elección de su solución, apuestan por la integración con los sistemas existentes (80% de los encuestados), y un 73% asegura estar interesado en establecer datos unificados sobre productos y clientes (Data Hub).

El 45% de los comerciantes presta especial atención a la gestión de los pedidos: totalmente conscientes de que las necesidades de los consumidores evolucionan, quieren ofrecer la posibilidad de añadir productos a un carrito único desde cualquier canal (77%).

Mediante la implantación de una solución de Comercio Unificado, el 60% de los comerciantes espera mejorar la experiencia del cliente y, consecuentemente, impulsar el crecimiento del customer lifetime value — i.e la suma de las ganancias generadas por la empresa a lo largo de la vida del consumidor—, así como la fidelidad, la satisfacción del cliente y, evidentemente, el aumento del carrito medio.

Los consumidores encuestados les dan la razón: el 80% afirma que si una marca ofreciera un proceso de compra fluido, se mostrarían más fieles y comprarían más.

Mientras tanto, el 82% de los compradores admite haber abandonado un carrito online durante los últimos tres meses, principalmente motivados por los gastos y plazos de entrega. 

Además, más del 80% considera que la entrega gratuita y una política de devoluciones flexible son puntos clave a la hora de decidirse a comprar.

Por último, el 70% de los compradores manifiestan su decepción en las tiendas físicas, ¡demasiados productos no disponibles y esperas demasiado largas para pagar o consultar a un vendedor! La decisión de apostar por el Comercio Unificado parece estar más que justificada.

Acceda al estudio Forrester completo